Uncategorized

Ella dijo no (y la revista también)

Hola a todos. Les dejo un texto que envié para una revista. La temática era “ella dijo no”. Y “No” fue la respuesta.
No hay que rendirse. Si Hanamichi Sakuragui fue rechazado 50 veces, puedo soportar respuestas negativas.
Saludos.

Ella dijo no cuando se cansó de los golpes.
Ella dijo no cuando él llegó otro sábado borracho.
Ella dijo no, aburrida de 27 años de humillaciones y maltratos.
Ella dijo no cuando él quiso usar su cuerpo.
Aún decía no en el momento que él la golpeó.
Ella decía no, con rabia, mientras miraba su ojo morado en el espejo del baño.
Ella dijo no mientras la bestia que tenía por marido roncaba en la cama.
Ella dijo no en el instante que arrojó con fuerza el álbum familiar.
Ella dijo no cuando vio su vida derrumbarse.
Ella dijo no mientras caminaba hacia la cocina.
También decía no cuando entró a la habitación con un cuchillo en la mano.
Ella dijo no al momento de apuñalar a su marido.
Ella dijo no mientras su esposo le imploraba que le ayudase.
Él dijo no mientras la vida se le escapaba entre los dedos.
Ella dijo no mientras veía los ojos vacíos del cuerpo de su esposo.
Ella dijo no cuando limpiaba la sangre del piso.
Ella dijo no, y esa negación era a la vez un si a la vida, la suya.
Ella dijo no toda la noche sentada al borde de la cama.
Ella dijo no, recordando, cuando fue el primer golpe.
Ella dijo no cuando abrió la puerta con calma esa mañana.
Ella dijo no al responder todas y cada una de las preguntas que le hizo la policía.
Ella dijo no, y en parte estaba tranquila.
Ella dijo no, y por fin fue dueña de su vida.
Ella dijo no, y los agentes se la llevaron a la comisaría.
Ella dijo no, y pese a lo inminente del encierro, nunca antes se había sentido tan libre.

Advertisements

5 thoughts on “Ella dijo no (y la revista también)

  1. Es tan bonito como peligroso.
    No desesperes porque te digan que no a este tipo de textos. El tema es demasiado delicado y detrás de una publicación no están solo la calidad o la belleza de un texto, sino también las consecuencias sociales de éste.

    ¿De tratarse de tu revista lo publicarías?

    Por cierto, te sigo a partir de Literautas!

  2. Pues yo digo sí al relato! No hay que darles a los rechazos más importancia de la que tienen. Estas revistas reciben miles de relatos y no resultar seleccionado no significa gran cosa.

    Sigue así!

    Un saludo,
    Ana

  3. A mi me ha gustado, quizá habría quitado algunos “ella dijo no” porque a veces hacen perder el hilo. Pero la idea era atrevida, desde luego, y es una historia que merece la pena contar.
    No desesperes, seguro que pronto te publican, sólo hace falta que encuentres ese texto que les atrape.

  4. El relato es genial, pero más o menos, aunque ella termina siendo castigada por la ley, se siente libre. Considero que el rechazo no se debe al relato en sí, ni el forma ni el contenido. Creo que el no de la revista va más porque, en sí, estás prácticamente justificando que la forma de liberarse de esa situación es acabar con él, estás justificando que la violencia engendra violencia y que es bueno porque te hace sentir libre.

    Me conmueve de verdad todo el texto, pero entiendo que no lo publiquen por lo que trasmite. Detrás de la belleza de un texto como éste, tienes que mirar la repercusión social.

    Mucho ánimo.Por si no había quedado claro antes, a mí me encantó, conseguiste erizarme la piel.

    Un saludo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s