Uncategorized

Crítica de cine: Relatos salvajes, el cine como catalizador del descontento

Hola amigos. Estamos frente a uno de los estrenos del año 2014, y candidata para los premios de la academia. La muestra clara de que existe cine más allá de Hollywood. Porque “Relatos salvajes”, la cinta argentina de Damián Szifrón (Tiempo de valientes, Los simuladores) es una obra de excelente factura, que tendrá al espectador atento y entretenido las dos horas que dura el filme.

La cinta nos expone de forma descarnada situaciones comunes en las que la frustración de las personas se refleja en cada escena.

El humor negro corre a raudales en cada una de las seis historias que compone la película, haciendo que sea imposible aguantar la risa, aún si se está desencadenando el desastre en ese mismo momento.

Más de alguno se sentirá identificado con las situaciones que se plantean. Podrían ocurrir en Madrid, Buenos Aires o en Santiago. Lo único claro es que la sociedad nos jode y casi siempre bailamos el ritmo que nos pone.

Mención aparte las actuaciones. Ricardo Darín, sólido como siempre, y el resto del elenco bastante creíble.

Para finalizar, la película no alcanza a ser un panfleto ideológico; pero nos sirve para remecer la conciencia, mostrándonos que la miseria está en todos lados.

Advertisements